En el escaparate de la librería nos encontramos con estos personajes tan divertidos leyendo. Unos sentados, otros tumbados...

Me pareció muy bonito y original.